que-tipo-etiquetado-elegir-productos-alimenticios

Qué tipo de etiquetado elegir para los productos alimenticios

que-tipo-etiquetado-elegir-productos-alimenticios

Según la normativa vigente, los alimentos deben estar correctamente etiquetados para ofrecer al consumidor final toda la información nutricional adecuada.

El material de la etiqueta depende en gran parte de las condiciones a las que se enfrente el producto. Es decir, no es lo mismo una etiqueta para unas galletas que para un producto congelado.

El objetivo de las etiquetas es orientar, advertir y ayudar. A veces también dan información adicional para cumplir con ciertos requisitos legales. 

Así que para saber más acerca de este tipo de etiquetado, sigue leyendo este post del blog.  

tipo-etiquetado-elegir-productos-alimenticios

¿Qué es una etiqueta alimentaria?

Una etiqueta es cualquier tipo de rótulo, marca, imagen u otro tipo de material gráfico donde se haya impreso o marcado información relativa al producto.

Existen muchos tipos de etiquetas; desde las etiquetas IML, que van impresas en el propio envase, hasta las etiquetas comunes que van pegadas mediante un adhesivo, como es el caso de las etiquetas precortadas

En el caso de alimentos que no necesiten etiquetado directo, como puede ser alimentos a granel, es necesario indicar el país de procedencia y otros datos afines en el mismo emplazamiento donde el cliente puede acceder al producto.

¿Qué debe decir una etiqueta de alimentos?

Como hemos mencionado, una etiqueta debe tener toda la información necesaria para que el consumidor final sepa cuál es el origen del producto y cuáles son los ingredientes que contiene. Además deberá facilitar información como:

  • El nombre del producto
  • La fecha de creación o envasado
  • La lista de ingredientes:
    •  Valor energético
    • Grasas (saturadas, monoinsaturadas, poliinsaturadas, hidrogenadas)
    • Hidratos de carbono (Se debe indicar si son totales, simples o azúcares)
    • Proteínas
    • Fibra
    • Sodio. Cantidad de sal por 100 gr.
    • Otros nutrientes (minerales, vitaminas…)

Los ingredientes deben ir de mayor a menor cantidad. Es decir, en un producto el primer ingrediente que vemos es el azúcar. Este alimento lleva una mayor proporción de azúcar que de cualquier otro.

  • Alérgenos. Se trata de sustancias que han demostrado que pueden causar en el consumidor algún tipo de alergia. Entre las más conocidas están el gluten, la leche o los frutos secos. Deben destacarse del resto de ingredientes y tener una mayor fuente de impresión.
  • Fecha de consumo preferente o caducidad. El consumo preferente hace referencia al tiempo en el que el producto conserva  sus propiedades nutricionales. El segundo hace referencia a que el consumo ya no es seguro.
  • País de origen. Antes de la ley del 2011 solo era obligatoria en algunos productos como frutas, miel o huevos. A partir de ese año también se usa en carnes como la de cerdo y pollo.

¿Qué reglamento regula el etiquetado de los productos?

Las etiquetas de los alimentos están reguladas según la ley del Reglamento (UE) 2018/775, que 

 

regula la información sobre los alimentos.

Su principal objetivo es el de impedir que haya algún tipo de información engañosa en el etiquetado y dar una mayor transparencia al enseñar los datos.

Según esta ley la información debe ser clara y precisa; de esta manera el consumidor tendrá mayor poder de decisión. 

Es conveniente que se indique el origen del producto primario como mínimo. Se prohíbe el uso de lugares inventados o zonas que no debe una ubicación considera sobre su verdadero lugar de procedencia.

etiquetado-elegir-productos-alimenticios

Detallar el país de origen

El país de origen debe estar obligatoriamente expuesto. En caso de que el lugar de origen de un ingrediente principal no sea el mismo que el resto, debe hacerse de la siguiente manera:

“El ingrediente primario (denominación) no es originario de (país de origen o lugar de procedencia del alimento)”.

La clave está en que la forma de expresarlo deje claro al consumidor el origen de lo que va a comer.

Prohibido esconder datos

La información sobre la procedencia de los ingredientes debe estar en el mismo campo visual que la información sobre el país de origen.

En el caso de alimentos con origen animal las marcas de identificación no son consideradas como una indicación del país de origen o procedencias.

Letra o fuente

La letra o fuente del etiquetado debe ser clara. Por ello, su altura debe ser igual o mayor a los 1.2mm.

¿Cuándo se debe etiquetar un alimento?

Todos los alimentos, sea cual sea su procedencia, deben ser etiquetados desde el 13 de diciembre del año 2016. No hay obligación de dar información en el caso de alimentos que no son envasados por comercio minoristas para una venta inmediata.

Sería el caso de frutas, verduras u hortalizas que se pueden encontrar en una frutería.

En este caso, el producto no tiene por qué estar etiquetado aunque el proveedor debe ser capaz de comunicar cuál es el origen o procedencia del alimento.

Contacta
con nosotros

Lorem ipsum dolor sit amet, consetetur sadipscing elitr, sed diam nonumy eirmod tempor invidunt.

Otras noticias

Los más rápidos del mundo

Tiempo de entrega medio de
pedido de 10 días.

La tecnología más puntera

Siempre trabajamos con las
maquinas más nuevas.

Concienciados con el medioambiente

Siempre buscando alternativas y
formas de reciclaje sostenibles.